ANI ve “con buenos ojos” propuestas de la comunidad para cambiar diseño de la Segunda Circunvalar

Barranquilla, Atlántico.

El encuentro que facilitó el Gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, entre el director de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Louis Kleyn, y los representantes de la comunidad cercana a Villa Campestre (Puerto Colombia) para avanzar en soluciones al trazado de la Segunda Circunvalar o Circunvalar de la Prosperidad resultó altamente provechosa porque el funcionario nacional “vio con buenos ojos” las propuestas que entregaron los habitantes que habitan en la zona por donde se tiene previsto el paso de la carretera.

Como se recordará, los ciudadanos reclaman por la afectación que tendría en su cotidianidad esta vía que, a su juicio, traería ruido y polución, entre otras molestias.

El Gobernador Eduardo Verano manifestó que la comunidad presentó varias alternativas entre las que se destaca un trazado por fuera del polígono de la zona residencial y la ANI otras propuestas que mantienen su paso por Villa Campestre y que minimizarían su impacto.

“Aunque no se tomó ninguna decisión de fondo, se quedó en profundizar cada una de las alternativas ajustadas a un equilibrio entre lo que quiere la comunidad y los costos del proyecto. Hay que focalizarse en la más realista, la más viable desde el punto de vista financiero. Aquí se ha hablado de túneles, puentes, pasar por la ciénaga Mallorquín. Todo esto se va a profundizar la próxima semana”, manifestó Verano al término de la reunión que se realizó en la sala de juntas Luis Carlos Galán de la Gobernación.

Agregó el mandatario que el propósito es acercarse a la comunidad, por eso se dijo que sobre la iglesia católica del sector si se escoge un trazado de vía por fuera de la zona estimada, el templo seguirá allí, de lo contrario, se continuará con la compra de otro predio que mejore las condiciones actuales del templo religioso.

Para el presidente de la ANI escuchar a las comunidades de primera mano le da otra perspectiva de las diferencias que se han generado en la materialización del proyecto vial con el que se le dará una dimensión más amplia al Área Metropolitana de Barranquilla.

“Encontré unas posiciones muy razonables, una actitud de diálogo muy abierto, y para nosotros es clave construir con base en la comunicación y el consenso social. Esto es lo más positivo. Aparecen ideas, incluso, brillantes, alternativas en las que uno se da cuenta del impacto que tienen estos trabajos y de la forma en que cada quien se siente afectado”, destacó Kleyn.

Agregó que el paso a seguir es el estudio, en profundidad, de lo que han propuestos las partes para pensar definitivamente en una vía que tenga un impacto positivo en el sector. 

La presidente de Veeduría Ciudadana de las Comunidades Unidas del Caribe, Yenith Trujillo, coincidió en que todas las partes están abiertas al diálogo. “La conclusión principal es que quedamos abiertos a todos los trazados que sean posible  para que la vía o no pase  o pase mitigando los impactos que deben generarse”.

Concluyó diciendo: “Hoy tuvimos unos acercamientos interesantes porque como comunidad siempre hemos estado disponibles a la escucha y el diálogo”.

A %d blogueros les gusta esto: