Con acciones de ayuda institucional, Distrito recuperó zona pública ocupada por migrantes venezolanos

En una acción interinstitucional, la Alcaldía de Barranquilla, Migración Colombia, la Cancillería, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Personería Distrital, Pastoral Social de la Arquidiócesis y la Policía Metropolitana adelantaron un procedimiento en la zona nororiental del puente de Murillo con Circunvalar, en donde se habían establecido migrantes venezolanos de manera improvisada.

Un censo realizado recientemente por las autoridades había determinado que en ese lugar, de 8.500 metros cuadrados de espacio público y zona verde, se asentaron 251 venezolanos, pero al momento del procedimiento se encontró una población menor debido a que algunas familias decidieron salir voluntariamente, tras varias visitas en las que se les informó que no podían seguir allí de manera permanente.

En la diligencia, convocada por la Inspección 25 de Policía Urbana y la Secretaría Distrital de Control Urbano y Espacio Público, también participaron la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Secretaría de Educación, Gestión Social, Secretaría de Gobierno y la Agencia Distrital de Infraestructura-ADI.

En la audiencia, adelantada siguiendo el procedimiento que establece el Código Nacional de Policía y Convivencia, 16 personas aceptaron regresar voluntariamente a su país con apoyo de Migración Colombia y 61 se trasladaron al refugio de Pastoral Social en el municipio de Malambo.

“Las entidades de gobierno ofreceremos ayudas y alternativas que permitan mejorar las condiciones de habitabilidad de estas familias que durante varios meses ocuparon una zona no apta para su seguridad, salubridad y dignidad”, dijo el secretario distrital de Control Urbano y Espacio Público, Henry Cáceres Messino.

Durante la audiencia, o proceso verbal abreviado, la Personería Distrital destacó que la diligencia se llevó a cabo en calma, con respeto a los derechos fundamentales y a la integridad de los ocupantes.

Migración Colombia ofreció la posibilidad de permisos especiales de permanencia luego de una identificación y priorización de acuerdo a la problemática social, familias con niños con discapacidades, mujeres embarazadas y tercera edad.

Asimismo, se compartió la alternativa de que la población en estado de vulnerabilidad sea atendida a través del Sisbén, además del servicio de transporte en calidad de retorno voluntario que usaron varios ocupantes. La Cancillería, por su parte, compartió la oferta de ‘Colombia nos une’, que es un programa de retorno voluntario.

Migración Colombia, junto al ICBF, ofreció la posibilidad de registro a los menores de edad y la Oficina de Seguridad y Convivencia, en un trabajo coordinado con la Policía, temas de mejoramiento del entorno.

El equipo de Primera Infancia de la Secretaría de Gestión Social integró a sus acciones a 5 mujeres en estado de gestación y lactancia. Asimismo, 9 adultos mayores fueron conducidos a centros de atención del Distrito, en una oferta articulada con Pastoral Social.

La Secretaría de Educación expuso la oferta educativa para quienes logren una ubicación definitiva, en instituciones cercanas.

La oferta de atención del ICBF acogió a 40 niños de la comunidad en unidades de servicio médico. También la Secretaría de Salud está en disposición de atender por urgencias en la red pública hospitalaria.

A %d blogueros les gusta esto: