Representante de Puerto Colombia ganó Princesado Mokaná del Atlántico

Baranoa, Atlántico.

Paola Andrea Barrios Arrieta es la nueva Princesa Mokaná del departamento del Atlántico. Obtuvo esta distinción durante el XIII edición del Princesado Mokaná que se realizó en Sibarco, corregimiento del municipio de Baranoa. La nueva princesa es de Puerto Colombia, tiene 23 años, cabello largo, lacio, de color negro azabache, tributos tenidos en cuenta en el momento de la elección.

En la actualidad cursa sexto semestre de Fisioterapia en la Universidad Simón Bolívar. En años anteriores participó en el Congreso Nacional de los Pueblos Indígenas en Bogotá y en 2017 estuvo en la escuela de formación Fuerza de Mujeres Wayú en La Guajira, en este encuentro de mujeres indígenas a nivel nacional las preparan para ser lideresas, reciben capacitaciones en procesos organizativos de la parcialidad (localidad) a la que pertenecen.

«Soy una mujer sociable, extrovertida, responsable, espontánea, tolerante, solidaria y lo más importante de pertenecer a mi parcialidad es seguir en el rescate de nuestras costumbres de la etnia Mokaná», dijo Barrios.

Es hija de David Barrios y Rosimar Arrieta, quienes la han formado para que sea promotora de las costumbres culturales de sus ancestros. “Nosotros hemos tenido a nuestra hija en los Consejos de niños y  jóvenes de la parcialidad Mokaná de tal manera que hoy en día ella tenga todo el conocimiento de las raíces de nuestra etnia”, dijo el padre de la princesa, David Barrios.

En el marco de la XIII edición del Princesado Mokaná, como clausura de la Semana de la Resistencia Afroindígena  hubo muestra gastronómica, artesanal y folclórica que disfrutaron 400 asistentes.

Delegaciones de Puerto Colombia, Malambo, Galapa, Baranoa y sus corregimientos de Pital de Megua y el anfitrión Sibarco, participaron con sus representantes, quienes lucieron el vestuario característico elaborado en tejido, con adornos de totumo, collares, abarcas y el bastón de mando que las caracteriza.

Los jurados tuvieron en cuenta requisitos como la presentación de danzas, rasgos físicos, expresión y el manejo de la lengua. El evento contó con el respaldo de la Gobernación del Atlántico a través de la Gerencia de Asuntos Étnicos.

El gerente de Asuntos Étnicos de la Gobernación del Atlántico, Luis Cassiani Herrera, hizo presencia en este certamen, donde reiteró el apoyo de la Administración Departamental para fortalecer la cultura de los pueblos indígenas del departamento.

«Desde la Gobernación del Atlántico buscamos rescatar las costumbres de la etnia Mokaná en el departamento, por ello brindamos el apoyo para que este grupo poblacional se fortalezca con sus artesanías y productos que son el sostenimiento de sus familias», expresó Cassiani Herrera.

La finalidad de este encuentro de etnias es darle continuidad a las tradiciones culturales, costumbres, gastronomía, preservación de la legua, artesanías y el resalte de la mujer Mokaná que se caracteriza por su pujanza y activismo en la comunidad.

“Mantener los usos, costumbres, identidad, espiritualidad y el principio de la unidad de las comunidades indígenas es lo que prevalece en estos eventos porque interactuamos con los demás cabildos Mokaná del departamento del Atlántico”, expresó el procurador de la parcialidad Mokaná de Baranoa, Alfonso Santiago Barros.

También se sumó al evento Galapa, municipio que tiene una alta descendencia de esta etnia. “Cada año el Princesado Mokaná recobra más importancia y es la oportunidad para integrar los pueblos indígenas del Atlántico. Estos certámenes  aportan a que el legado que hemos recibido de nuestros ancestros se preservé por siempre”, manifestó la coordinadora de la parcialidad Mokaná de Galapa, Angélica Padilla Carvajal.

SEMANA DE LA RESISTENCIA

El Princesado Mokaná hace parte de la Semana de la Resistencia Afroindígena. Fue el evento cierre de esta iniciativa que organizó la Gobernación del Atlántico a través de la Gerencia de Asuntos Étnicos. Allí se reafirmó el rescate de la cultura de las parcialidades Mokaná que se encuentran en todo el departamento. De generación en generación se enseñan historias de sus antepasados para desde la infancia se tengan el conocimiento de quiénes son y difundan las raíces indígenas a las que pertenecen.

En este Princesado se beneficiaron 70 familias de manera directa con la venta de los productos artesanales y gastronomía en el corregimiento de Sibarco. Es una manera de incentivar también la economía naranja que promueve el Gobierno Verano en estos encuentros que promocionan la riqueza ancestral.

A %d blogueros les gusta esto: