¿Un Metro Ligero por la Calle 30, para qué? Invertir Medio Billón Sin Retorno

Por: Jorge Vergara Carbó

Al área Metropolitana la encargaron de realizar los estudios y manejar el proyecto llamado “Metro Ligero” que tendría una extensión de 12 kilómetros comprendidos entre la calle 30 con carrera 46 hasta el aeropuerto. Con esta iniciativa se espera atender una demanda de 97.000 pasajeros día. Su costo estimado es de $1.4 billones de pesos, de los cuales el Distrito de Barranquilla asumiría $500.000 millones de pesos, recursos que no los tiene y que implicaría recurrir nuevamente a la figura de “vigencias futuras excepcionales” que hasta el año 2.034 suman alrededor $3 billones y/o al aumento de la deuda pública que supera el billón de pesos. Deuda que se ha venido incrementando en un 25.8%, porcentaje  superior al incremento de sus  ingresos.  Lo que significa que las administraciones del 2.020 al 2.034, no tendrán margen de maniobra  al tener  comprometidos los  ingresos de libre destinación. Las vigencias futuras hay que pagarlas año por año, hasta su vencimiento lo que afecta el presupuesto anual del Distrito..

A este proyecto le vemos varias aristas, la primera es habérselo entregado a una entidad como el Área Metropolitana que no cuenta con el recurso humano capaz, y tampoco con la solvencia económica necesaria y cuyo desempeño no ha sido el mejor en manejos de otros proyectos como el de la ampliación de la circunvalar de la carrera 38 a la vía 40, el “tanque 7 de Abril”, y la planeación de la movilidad en el área metropolitana. Es que es difícil entender esta decisión alcalde,  porque una entidad que del 2.016 al 2.017 pierde $11.340 millones de su patrimonio de acuerdo a sus estados financieros, está indicando que su manejo no es el mejor.

En segundo lugar creemos que el proyecto no es bueno porque no soluciona el problema de la movilidad en esa zona, como tampoco en la ciudad. No lo ha podido lograr “Transmetro” que hoy mueve 130.000 pasajeros/día que los que se piensa mover con ese proyecto que serían 97.000.
En tercer lugar, si el proyecto es bueno como lo plantean los privados, es mejor para el Distrito que autorice la obra pero que no invierta un solo peso. La realidad es que el Distrito empieza invirtiendo $500.000 millones y terminará con una inversión superior al billón de pesos, cuando esos recursos no los tenemos. Así empezó el Transmetro invirtiendo un porcentaje de la sobretasa a la gasolina, y los recursos no alcanzaron ni alcanzan aún a pesar del aporte de la Nación. Desde el principio se habló de cubrir una demanda de 300.000 pasajero/día, hoy se bajó a 170.000 y solo cubre realmente 130.000 pasajeros.
En cuarto lugar, no puede haber confiabilidad con los posibles socios del proyecto que como hemos escuchado, son los mismos Gerlein-Cardenas recordemos todo lo que ha pasado y sigue pasando con la Triple A.

En quinto lugar, se han puesto a pensar cuál sería la tarifa a cobrar, Transmetro cobra $1.800 por viaje y, la tarifa no le alcanza. La tarifa del metro ligero para ser rentable no podrá ser inferior a los $6.000 por viaje. Para referencia las tarifas del metro en Europa oscilan en promedio por viaje en 2.40 euros, que hoy equivale a $8.021, lo que lo hace impagable y tendría que subsidiarlo el Distrito.

En sexto lugar, se ha tomado como modelo los metros ligeros de España, que se empezaron a montar desde el año 2.000, promocionándolo a través de algunos  medios de comunicación que solo mostraron una fase del proyecto, lo que les interesaba. Nunca dijeron la verdad que este modelo ha sido un fracaso rotundo en España y en especial en las ciudades donde se invirtió en este tipo de transporte. Es importante para mayor conocimiento revisar lo que dice la revista especializada en transporte “Carril Bus” y la consultora “Solutrans”. Este tipo de proyectos normalmente terminan costando el doble o el triple de su costo original y no alcanzan a mover los pasajeros días proyectados.

En conclusión, el Distrito no tiene, ni cuenta con margen crediticio para montarse en un proyecto de este tipo, que sabemos cómo arranca pero no como termina. El primer medio billón de pesos es seguro que terminará en un billón y medio, o paralizadas las obras por falta de recursos o en su defecto de terminarse el proyecto no moverá los 90.000 pasajeros día, sino el 40% de los presupuestado aumentando la crisis financiera del proyecto y del Distrito llevándolo nuevamente a la ley 550/99.

No es hora alcalde y señores concejales para montarnos en una aventura cuando las finanzas del Distrito no están sólidas y tenemos muchas necesidades por cubrir. Fortalezcamos  el sistema de Transmetro, saquemoslos adelante y en el camino vamos buscando soluciones más acordes con la necesidad del Área Metropolitana Lo ideal sería contar con un metro que cubra todo el Área Metropolitana, pero para ello necesitamos  respaldo del gobierno nacional, nosotros solos no podemos. No tenemos recursos.

Señores Concejales, No pueden seguir comprometiendo vigencias futuras ordinarias y excepcionales. No resistimos una más.

Foto Archivo Noticosta.com

A %d blogueros les gusta esto: